Pamplona

Pamplona: tierra de historia, cultura y buen clima

La modernidad, aunque se asoma atrevida, no logra robarle su historia a Pamplona, una ciudad con rasgos coloniales en su arquitectura.

Balcones antiguos, ventanas polvorientas, puertas de madera vieja y casas con grandes corredores adornan la ‘Calle Real’, ícono de la ‘Ciudad Mitrada’.

Pamplona es emblemática, invita a recorrerla a pie, a degustar sus colaciones y famosos dulces de leche de cabra. Un café, un chocolate o un manjar recién salido del horno, jamás caerán mal.

Está adentrada en el valle del Espíritu Santo, de la Cordillera Oriental de los Andes. Fue fundada el 1 de noviembre de 1549 por Pedro de Ursúa y el capitán Ortún Velázquez de Velasco.

Su historia, su ubicación geográfica, su sensacional clima, que promedia los 16 grados, la convierten en el segundo municipio más importante del departamento, después de San José de Cúcuta.

La ‘Ciudad Mitrada’, llamada así por ser la primera sede de la Arquidiócesis de Nueva Pamplona, se ha convertido en el refugio de propios y extraños.

Se calcula que allí estudian al menos 14.700 jóvenes universitarios de todo el país y que a lo largo del año pasan por sus hoteles, hostales, residencias y hasta casas de familia unos 50.000 turistas.

Sin embargo, el evento más importante es la celebración de la Semana Santa, sus actos religiosos fueron declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación.

Entre museos y casas históricas Son seis los museos que esperan para revelar datos trascendentales desde la fundación de la ciudad hasta los cambios que ha tenido en la actualidad.

Uno de ellos es la casa de María Águeda Gallardo Guerrero, una estructura construida a mitad del siglo XVI. Allí se respira el ambiente de libertad de la precursora del grito de independencia de Colombia.

Antes de marcharse de la ciudad, debe visitar dos sitios concurridos, tómese una foto en la plazuela Almeyda y la plaza Águeda Gallardo, en esta última, la catedral Santa Clara servirá para tener un buen registro de su estadía en Pamplona.